El transporte de mercancías en el sector alimentario

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en email

El reciente paro del transporte por carretera en España ha puesto de manifiesto el papel tan importante de los transportistas. Esto se ha notado, especialmente, en las mercancías del sector alimentario, afectando a su rotación y a las necesidades de los consumidores. Pero, ¿cuáles son las más afectadas por la situación actual del transporte? Aquí tienes un listado con los alimentos que no pueden esperar en sus centros de producción.

Las mercancías del sector alimentario más dependientes de los transportistas

La logística es uno de los motores más importantes de la economía a nivel global. El transporte es esencial para cubrir la demanda de los consumidores pero todavía lo es más cuando se trata de mercancías del sector alimentario, ya que incluye bienes de primera necesidad que no pueden faltar en los espacios de comercio minorista. Y, dando un paso más allá, nos encontramos con algunas mercancías especialmente sensibles al transporte por sus características. Hablamos de las siguientes:

Mercancías perecederas

Las mercancías perecederas son aquellas que pierden sus propiedades y/o corren el riesgo de deteriorarse en pocos días. Por tanto, necesitan llegar a las manos del consumidor cuanto antes para que pueda disfrutar de ellas en condiciones óptimas. Los alimentos perecederos clásicos son el pescado, la carne, los lácteos, las frutas, las hortalizas y las verduras, siempre que se trate de productos frescos.

Las cajas de pescado amontonadas en las lonjas en los últimos días y la leche que han tenido que verter parte de los ganaderos son un claro ejemplo de mercancías perecederas que, de hecho, han necesitado salidas drásticas por falta de transportes que vinieran a recogerlas.

Alimentos refrigerados y congelados

Los alimentos refrigerados y congelados también están entre esas mercancías que requieren un transporte rápido tras su elaboración. Es cierto que pueden aguantar unos días más que los alimentos perecederos siempre y cuando se mantengan a la temperatura correcta pero el problema es que el espacio en los almacenes suele ser más limitado para los alimentos refrigerados, de tal forma que tienen que ser transportados para dejar el espacio a los siguientes.

Los alimentos refrigerados y congelados, además, necesitan transportes especiales que garanticen la continuidad de la cadena de frío para su correcta conservación durante el viaje. En todo momento la temperatura debe ser constante, dentro del intervalo establecido según el producto en cuestión:

  • Alimentos refrigerados: entre 0º y 5º
  • Alimentos congelados: entre -12º y -20º

Materias primas

En el sector alimentario hay multitud de materias primas que requieren un transporte rápido, ya que, si no llegan a su destino pueden dificultar o imposibilitar la fabricación de otros productos. Igualmente, en los últimos días estamos viendo ejemplos de materias primas que están provocando serios problemas en el sector alimentario porque no llegan:

  • Piensos para animales: esenciales para el sector cárnico, la carencia que se ha vivido durante los últimos días, está haciendo que los ganaderos alimenten a sus animales con lo mínimo para subsistir, bajando con ello la productividad.
  • Aceite de girasol: El aceite de girasol es una de las materias primas clave en el sectores de la alimentación concretos como la repostería.
  • Envases: uno de los grandes problemas que se ha encontrado el sector alimentario con el paro de los transportistas es la falta de envases, que a menudo también recibían en base a las demandas de la producción. Hemos visto como se rompía un eslabón que impedía el transporte de bebidas, conservas y otros alimentos envasados.

¿Necesitas transportar alguna de estas mercancías del sector alimentario? Ahora, más que nunca, es el momento de contactar con empresas de calidad como Maresa Logística para realizar el traslado de tus productos con todas las garantías.