Transporte frigorífico: La logística en el envío a baja temperatura

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en email

Hay mercancías que necesitan especial cuidado durante su transporte porque requieren permanecer a una temperatura constante, habitualmente dentro de un ambiente fresco o muy frío, según el caso. El transporte frigorífico hace posible que estos envíos a baja temperatura se realicen en condiciones óptimas. Sigue leyendo y descubre lo que es, cómo es el proceso y la normativa que existe para los productos más delicados.

¿Qué es el transporte frigorífico?

El transporte frigorífico es la forma de envío de mercancías en vehículos dotados de unas características particulares que les permiten conservar la carga a una temperatura determinada, según sus necesidades. La mercancía que viaja en transporte frigorífico es conocida como “carga reefer” y estos son los tipos más frecuentes:

  • Medicamentos y vacunas que necesitan frío.
  • Alimentos refrigerados como pescado, carne, verduras, frutas, lácteos, etc.
  • Alimentos congelados como pescado, carne, verduras, elaborados, etc.
  • Flores naturales.

El transporte frigorífico supone un periodo prolongado dentro de la cadena de suministro donde se debe controlar la temperatura para que se mantenga tal cual salió del origen. En el siguiente apartado te explicamos los detalles del transporte de mercancías en estas condiciones.

¿Cómo es el proceso de envíos a temperatura controlada?

Es importante destacar que durante el proceso de envíos a temperatura controlada, existe una cadena de frío que debe conservar siempre la misma temperatura desde que el producto sale de la fábrica hasta que llega al consumidor. Por tanto, es fundamental que el transportista conozca la temperatura de la mercancía en origen y que el medio de transporte reúna las condiciones necesarias para garantizar el mantenimiento a dicha temperatura durante el trayecto. Además, es esencial que el punto de destino esté dotado de almacenamiento que pueda conservar el producto a esa misma temperatura.

¿Por qué mantener la temperatura constante en la cadena de frío?

Los envíos a baja temperatura requieren especial cuidado para garantizar que el producto se mantiene en condiciones óptimas durante todo el proceso. El frío retrasa que los alimentos se degraden, conservando sus propiedades. Además, el frío es la única forma de evitar la proliferación de microorganismos perjudiciales para la salud. Estos son los intervalos de temperatura, según el tipo de carga reefer que vayamos a transportar.

  • Generalmente, la temperatura óptima para los fármacos, las vacunas y los alimentos refrigerados es de entre 0º y 8º.
  • En el caso de los congelados la temperatura oscila entre los -12º y los -20º.
  • Y para el mantenimiento de flores cortadas la temperatura ideal está entre los 1º y los 3º.

Si en algún momento el producto se encuentra a una temperatura superior a la marcada por los estándares de calidad, automáticamente se expone a la degradación y, aunque la temperatura se restablezca de nuevo dentro del intervalo correcto, no se pueden garantizar las condiciones óptimas para el producto al llegar al destino.

Normativa para el transporte frigorífico de fármacos y vacunas

Es especialmente relevante en el sector médico y farmacéutico. Se trabaja con materiales y contenidos muy delicados y, normalmente, las temperaturas son un factor muy importante. Una ruptura en la cadena de frío de medicamentos y vacunas que necesitan refrigeración podría traer consecuencias fatales en la salud de animales y seres humanos. Por ellos, existen varias normativas que dictan los pasos que deben seguirse para llevar a cabo un transporte frigorífico que garantice la conservación de la mercancía en perfectas condiciones:

  • Good Distribution Practice (GDP). El GDP es un documento redactado por la Unión Europea que recoge las normas que cualquier empresa de transporte refrigerado debe seguir para asegurar la calidad de la mercancía en cualquier etapa de la cadena de suministro.
  • Center of Excellence for Independent Validators in Pharmaceutical Handling (CEIV Pharma). Esta es una certificación creada por la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA). Estamos ante un estándar de calidad global diseñado para garantizar la calidad máxima en la gestión y manipulación de los productos farmacéuticos durante la logística aérea. El principal objetivo de CEIV Pharma es precisamente la conservación de la cadena de frío hasta que medicamentos y vacunas llegan a su destino.

¿Necesitas realizar un envío a baja temperatura? Confía en la profesionalidad de Maresa Logística, la garantía de que tu mercancía llega a su destino conservando intactas sus cualidades.