Transporte de cabotaje: qué es, modalidades y beneficios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en email

¿Vas a transportar grande mercancías? En ese caso, es posible que hayas oído algo sobre el transporte de cabotaje. En las siguientes líneas te explicamos en qué consiste, qué modalidades existen y los beneficios que te puede aportar a la hora de trasladar tu mercancía de un punto a otro.

Transporte de cabotaje: ¿Cuál es su significado?

El transporte de cabotaje tiene un significado etimológico estrechamente ligado con sus orígenes. La palabra “cabotaje” proviene del francés “caboter”, que hace referencia a la navegación de los barcos cuando se realiza entre cabos o, lo que es lo mismo, de un cabo a otro. Por otro lado, el transporte de cabotaje también está muy vinculado al traslado de mercancías, aunque es un término correctamente utilizado cuando nos referimos a personas o equipajes.

En la actualidad llamamos transporte de cabotaje a aquel que se produce entre distintos lugares dentro del territorio de un país, sin salir de él.

Efectivamente, el significado recuerda al momento en que el patrón de un barco se fija en un cabo, como siguiente punto que tiene que sortear para continuar por la línea de costa hasta alcanzar su destino.

Cabotaje de la Unión Europea

En España, los recorridos que llevan a cabo los transportistas de la Unión Europea, ya sean particulares o pertenezcan a una empresa, tienen la jerarquía legal de transporte de cabotaje, considerando todo el territorio de la Unión Europea como si fuera un único país, debido a la libre circulación de personas y capitales.

Tipos de transporte de cabotaje

El transporte de cabotaje que se realiza por vía marítima es el original pero, con el paso del tiempo han surgido otros tipos de transporte de cabotaje, quedando la clasificación de la siguiente manera:

Cabotaje marítimo

Tal como venimos explicando, el transporte de cabotaje marítimo es aquel que se realiza por mar, llevando la mercancía de un punto a otro de la costa sin abandonar el país. Un término muy utilizado cuando hablamos de este tipo es “navegación de cabotaje”. Hablamos de una forma de navegar permaneciendo muy cerca de la costa, ya sea para transportar personas o cosas.

Cabotaje terrestre

Es aquel trasporte de personas o mercancías que se realiza por tierra siempre y cuando el recorrido tenga lugar dentro de un mismo país.

Cabotaje aéreo

Cuando se trata de transporte por vía aérea, a menudo se utiliza el término “vuelo de cabotaje” para distinguirlo de un “vuelo internacional”. En inglés se denomina domestic flight y se puede traducir al español como “vuelo nacional”.  Es decir, nos referimos al cabotaje aéreo cuando el trasporte de personas o mercancías tiene lugar dentro de un mismo estado.

¿Qué beneficios aporta?

La principal ventaja del transporte de cabotaje, sea cual sea la modalidad, es que no requiere de trámites adicionales de aduana y migraciones. Además, la mercancía que se transporta dentro de un mismo país está libre de aranceles, por lo que tendrá un coste más económico si va a ponerse a la venta cuando llegue al destino.

Ahora bien, hay un serie de beneficios extra del cabotaje marítimo con respecto a las otras modalidades:

  • Flete más económico: éste es uno de los pasos más caros en el transporte de mercancías. En el caso del cabotaje por mar nos puede suponer hasta un 30% de ahorro con respecto al transporte por carretera.
  • Consumo menor de combustible: el cabotaje marítimo puede consumir hasta 8 veces menos combustible que otras formas de traslado de mercancías.
  • Seguro con menor coste: los seguros para proteger la mercancía suelen ser más económicos cuando se trata de un cabotaje por mar, ya que hay menos posibilidades de que nos roben la mercancía que en el caso de producirse el transporte por vía terrestre. Este es un beneficio que también lo encontramos en el cabotaje aéreo con respecto al terrestre.

Ahora que ya conoces el significado de transporte de cabotaje, ¿cómo vas a entregar tu mercancía? Estamos seguros de que navegar te parece una opción muy atractiva. Si tanto origen como destino están cerca de la costa, ¡adelante! Si no, valora también otra serie de factores, como la distancia hasta los puertos más cercanos.