Tipos de contenedores marítimos

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en email

¿Vas a enviar tu mercancía por mar? Maresa Logística te ofrece todos los contenedores marítimos posibles. Tus artículos viajarán en aquel que se adapte mejor a tus necesidades dependiendo del tipo de carga y las dimensiones que sean necesarias.

No todas las mercancías tienen las mismas necesidades y no todos los contenedores pueden transportar todas las mercancías. Las características de nuestro producto son de vital importancia para saber si necesitaremos un contenedor u otro. Esto es importante valorarlo si tenemos en cuenta que el transporte marítimo es una de las grandes vías logísticas de la actualidad. Principalmente, por la capacidad de mover grandes masas en un solo medio de transporte y a una velocidad relativamente alta.

Contenedor Dry

El contenedor Dry es el más popular. La gran mayoría de los envíos que se realizan por transporte marítimo incluyen este tipo de contenedor. Están fabricados con aluminio o acero y sus medidas oscilan entre los 20 y los 40 pies. Los contenedores Dry de aluminio permiten transportar mayor peso, mientras que los de acero tienen generalmente una capacidad ligeramente superior.

Contenedor Flat Rack

Estos contenedores marítimos se utilizan normalmente para mercancías pesadas o que necesitan un espacio específico debido a sus dimensiones, como tuberías o maquinaria. Los hay con laterales abatibles o fijos. Los Flat Rack suelen fabricarse de acero y sus medidas se mueven entre los 20 y los 40 pies.

Contenedor High Cube

Los contenedores High Cube son unos 30 cm más altos que los anteriores y cuentan con tamaños variables entre los 40 y 45 pies de longitud. Se fabrican en acero o aluminio y son perfectos para mercancías ligeras pero voluminosas que necesitan un espacio extra en la parte superior del contenedor.

Contenedor Open Top

Entre las especificaciones de estos contenedores, destaca que poseen un techo que se puede retirar para facilitar la carga y descarga de mercancías muy pesadas o de grandes dimensiones como madera o chatarra que se suelen manejar desde la parte superior del contenedor. Además, disponen de puertas en los extremos como si se tratara de un contenedor cerrado, por lo que ofrecen total flexibilidad. Sus medidas oscilan entre los 20 y los 40 pies.

Contenedor Plataforma

El contenedor Plataforma es aquel que carece de laterales y tampoco tiene techo. Son perfectos para cargas de gran tamaño y que pueden presentar dificultad para su traslado porque no caben en ningún otro tipo de contenedor debido a sus características. Las medidas de este contenedor marítimo son variables dependiendo del fabricante aunque generalmente van desde los 20 hasta los 40 pies.

Contenedor Frigorífico o Reefer

Los contenedores Frigoríficos también conocidos como contenedores Reefer se utilizan para el transporte de mercancías por vía marítima que necesitan viajar a temperatura controlada. En ellos se suele cargar productos perecederos como frutas, verduras, carne, pescado o lácteos. El sistema de refrigeración de estos contenedores funciona gracias a la electricidad que le proporciona el barco, las terminales portuarias o los camiones. Sus medidas oscilan entre los 20 y los 45 pies de largo y podemos encontrar contenedores frigoríficos con la misma altura que los High Cube.

Contenedor para prenda colgada

Los contenedores para prenda colgada también son conocidos como GOH, siglas que proceden de su denominación en inglés Garments On Hangers. Como su propio nombre indica, se utilizan para el envío de prendas que deben transportarse debidamente colgadas, a menudo debido a su alta calidad. Estos contenedores marítimos pueden incluir cuerdas, barras o una combinación de ambas para colgar la ropa. Sus características posibilitan un manejo sencillo de las prendas en el interior. El tamaño de los contenedores GOH es de 20 o de 40 pies de longitud.

¿Qué contenedor marítimo crees que será el más indicado para tu mercancía? Si tienes dudas, consulta con Maresa Logística y te las resolveremos al instante. Y, recuerda que, en cualquier caso puedes elegir entre un contenedor completo marítimo (FCL) con espacio exclusivo para tu carga, o un contenedor de grupaje marítimo (LCL) con el que compartes el espacio con otras mercancías ahorrándote un dinero en tu transporte marítimo.